Tips invaluables para madres trabajadoras.

Inicio /Fascinante / Mujer hoy / Sugestiva

Escrito por Yorledy Vivas 
Sábado, 24 de noviembre de 2018

En la actualidad, el desarrollo profesional es, ciertamente, una pieza clave para vivir de manera satisfactoria, y esto aplica tanto para hombres como para mujeres. No solo por los beneficios económicos o materiales, que conlleva el realizar una actividad que genere ingresos económicos, sino también por que ello constituye un sentimiento de realización en el ámbito profesional.

Pero a menudo las mujeres que trabajan y, además, son madres creen que solo pueden realizan de manera efectiva o eficiente una sola de estas dos ocupaciones, bien sea ser solo madres o solo trabajadoras. Piensan que es muy difícil o que no se puede compaginar con éxito dos ocupaciones que requieren de mucho tiempo y dedicación.

Y sí, ciertamente desarrollar un trabajo asalariado, dirigir un hogar, encargarse de la relación de pareja (si la hay) del adecuado desarrollo físico y emocional de los hijos, y, además, de sus propias necesidades personales puede parecer una tarea supremamente titánica y agotadora, que, en realidad, no siempre es fácil, pero tampoco imposible.

Sin duda, para las mujeres que trabajan, dentro o fuera de sus hogares, las tareas diarias se hacen mucho mayores, se multiplican, y si a eso le sumamos algunos factores que entorpecen la optima realización de su labor de madres o trabajadoras, como la culpa (que en la mayoría de los casos aflora por dejar a sus hijos al cuidado de otra persona y no estar mas tiempo para ellos o  por dejar de realizar ciertas actividades).

El estrés, por la cantidad de tareas a realizar, tanto familiares como laborales que en ocasiones se mezclan o acumulan; y por supuesto, quizá, la más limitante de todas, el estereotipo de un sistema tradicional o machista, que por desgracia aún funciona, y razona de manera que vincula a la mujer a el hogar y a la familia como la única o mayor responsable de el cuidado y la educación de los hijos y las labores domesticas, pero  le exige al mismo tiempo ingresar al mundo laboral y colaborar con la economía del hogar.

Sin embargo, pese a lo difícil que pueda parecer manejar a la vez dos empresas tan importantes como el hogar y el trabajo, miles de mujeres deciden enfrentar día a día este reto. Ya sea por convicción y deseo de superación personal o simplemente por necesidad y deseo de darle una mejor calidad de vida a sus familias, sorteando como pueden retos diarios, tratando de salir apenas airosas de situaciones cotidianas; y lo que es aun peor, somatizando sentimientos negativos, que al final terminan convirtiéndose en enfermedades.

Cómo lograrlo 

Para lograr un desarrollo profesional y personal mas sano, eficiente, satisfactorio y, por supuesto, equilibrado es fundamental tener claro y potenciar varios factores muy importantes.

El primero de ellos y más importante es aprender a quererte y respetarte, a recordar que antes de ser madre y esposa eres mujer, si no lo has hecho debes rescatar esta función, claro está que sin olvidarte de tus hijos y tu esposo.  Además, debes aprender a no ser tan severa contigo misma, porque a menudo somos el juez más riguroso e inflexible que tenemos, aunque desafortunadamente no el único. Es importante no dejar siempre a un lado tus necesidades personales por priorizar otras, date el respeto que mereces.

A valorar tu papel como madre y trabajadora, en este punto tienes doble tarea, pues tú primero tienes que entenderlo y valorarlo y luego hacer que los demás lo valoren y lo entiendan, sobre todo los que están a tu alrededor.

Desecha la culpa, olvídate de ella y deja de llevar contigo cargas supremamente pesadas gratuitas e innecesarias que, sinceramente, te distraen y nublan tu capacidad de ver lo que realmente es importante. Es necesario dejar a un lado todos esos pensamientos y sentimientos negativos que solo te restan energía. Tú sales a trabajar y lo haces por ti y por ellos, no tienes que culparte por ello.

Aprender a soltar estereotipos, pedir ayuda y delegar e involucrar a tu familia: Aunque quisieras, todo no lo puedes hacer tú sola. Eres humana y no tienes superpoderes, o posees dotes mágicos al estilo de la serie clásica hechizada, para hacer aparecer la cena en 2 minutos o elaborar y enviar varios informes y correos en 30 segundos, además de tener la casa impecable y terminar todo en media jornada para  luego ir a jugar con tus hijos en el parque, ¡eso es imposible!

Hacerles ver a tu familia esta realidad es muy importante. Es vital que ellos entiendan que todos deben colaborar. Dialoga con ellos y elabora tareas para cada integrante de tu familia dependiendo de la edad y de su capacidad. Además, recuerda que no estas sola, hay gente a tu alrededor que te puede ayudar, aprende a detectar esas personas (tías, abuelas, etc.) y cuenta con ellas.

Recuerda que detrás de cada supermamá trabajadora hay un ejercito de gente grandiosa dispuesta a ayudarla.

Es muy importante administra bien tu energía,  por ello a continuación, y rápidamente, te voy a mencionar varias claves prácticas que te pueden ayudar a mantener o a aumentar tu energía: medita, aprende a respirar sobre todo en momentos de mucho estrés, come sano, descansa todo lo que puedas,  rodeate de gente que te llene de energía, aprovecha tu tiempo y modifica los hábitos que no te conducen a lograr tus objetivos, haz ejercicio. Sé que es difícil, pero trata de no enojarte con nadie, no hables mal de nadie, sé paciente, detecta las personas tóxicas en tu vida y aprende a manejarlas o aléjate de ellas, desarrolla una actitud más positiva, elabora una lista de las canciones que más te gusten y que te inyecten energía, maneja adecuadamente tu dinero y trabaja con pasión en tu vocación.

(Y si no sabes como hacerlo busca información útil que te ayude, como, por ejemplo, este blog).

Y la última clave para lograr un desarrollo profesional más sano es, por supuesto, organizarte de la mejor manera.  Una forma de hacerlo es formulándote por escrito objetivos diarios en 4 diferente campos de tu vida (profesionales, hogar, personales y sociales) seguidos de una  lista de tareas a realizar. De los diferentes grupos de tareas prioriza una (solo una) la más importante, la que te genere la sensación de haber cumplido con eses objetivo y realizala. Así no te sentirás frustrada si no alcanzas a realizar todo lo que te has propuesto en el día, y lo más importante cumplirás con tu objetivo.

No olvides que tus hijos “se alimentan de ti”, de tu bienestar,  y en la medida en que tú tengas un desarrollo profesional y personal más sano y satisfactorio, ellos se verán más beneficiados, dado a que una persona realizada y satisfecha se entrega con mayor cariño y amor a los suyos. 

Por tu éxito y mayor bienestar,  saludos.

Mujeres Ideales

Yorledy Vivas:  Redactora, periodista digital, comunicadora social, apasionada de la lectura y la tecnología. Amante del desarrollo personal, la psicología, la comunicación, la filosofía y el marketing digital; enfocada en ayudar a hacer crecer negocios exitosos y además orgullosa mamá de campeones. Conóceme.

Cuéntanos, ¿qué tips para madres trabajadoras tienes? 

¿Ya nos sigues en Facebook?

¿Qué te ha llamado más la atención de este artículo? Te invito a que dejes una breve comentario al final de la página.

 Me ayudas a compartir con tus amigos o conocidos los Tips invaluables para madres trabajadoras ¿Sí?, entonces comparte este artículo con otros lectores, y si te gustó, seguramente, te gustarán más los siguientes 

Visita el post..5 claves sencillas que te ayudarán a desarrollar autoconfianza y de paso aumentarán tu autoestima.

Visita el post..MUJERES IDEALES: 8 características que te convierten en una mujer ideal.

COMPARTE ESTO:

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Carrito de compra